Puré de verduras

Estos días hace bastante frío, parece ser que por fin llegó el invierno de verdad y ha caído un poco de nieve en la sierra. Y como hace fresquito, siempre apetece algo calentito, una sopa, una crema…Los fines de semana suelo revisar el frigorífico y la despensa para ver como vamos de fruta y verdura para ir a comprar algo fresco y gastar ya lo que queda. Y como siempre algo te queda entonces lo aprovecho y con lo que me quedaba preparé un puré de verdura muy rico.

Hoy toca verdurita, además la que normalmente siempre solemos tener en el frigo.

Así cocinillas, delantales puestos y a la cocina que hoy terminamos muy rápido.

20160115_135116

Ingredientes:

20160115_130540

  • Patatas: 4-5 unds
  • Zanahoria: 5 unds
  • Puerro: 1 und
  • Calabacín: 1 und
  • Judías verdes: 100g
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • Un chorrito de nata
  • Un chorrito de vino blanco

 

Elaboración:

Ante de todo, tenemos que limpiar, pelar y cortar toda la verdura que tenemos. Una vez que hemos troceado todo, lo echamos en un olla, añadimo sal y pimienta, un chorrito de aceite de oliva y cubrimos todo con agua y lo dejamos cocina unos 20-30 minutos.

20160115_131619

A mitad de cocción añadimos un chorrito de vino blanco y dejamos cocer la verdura a fuego fuerte unos 4 minutos para que se evapore todo el alcohol. En cuanto este la verdura blanda le añadimos un chorrito de nata. Podéis añadir en vez de nata unos 4 quesitos, pero como no los tenía, pues he echado un poco de nata y ya batimos todo, rectificamos de sal si hace falta y ya tenemos hecho el puré de verdura.

20160115_134619

Echamos una porción en un bol, podemos añadir un poco de cruttons y un chorrito de aceite de oliva.

20160115_135031

Espero que os haya gustado la receta y como podéis ver es muy fácil, rápido y muy económico, además perfecto para seguir comiendo sano y combatir en frío.

Hsta pronto mis cocinillas!!!

 

Carnavales, San Valentín y Hollywood

Este fin de semana se da la circunstancia de que ¡se estrenan las 50 sombras de Grey, es San Valentín y llegan los Carnavales! Seguro que os ha llegado ya un Whatsapp con Julio Iglesias dando pistas de tales eventos! Es la ocasión perfecta, los chicos más machotes se disfrazan de guarrillas, las chicas se disfrazan de guarrillas también, el colorido y la fiesta inundan el ambiente y todo puede pasar, hasta el pobre Ted buscando a su calabaza guarrilla.

Si esta semana no está suficientemente repleta, la semana que viene ¡llegan los Oscar!  ¡y yo con estos pelos! y un montón de recetas aun sin preparar. Tengo que hacer algo, a ver que se me ocurre, pues voy a proponer un plato redondo, sencillo a la par que vistoso, para recuperar energía después de tanta samba disfrazado de Bob Esponja o para sorprender a tu media naranja en San Valentín vestida de diablesa. Cómo ya estamos tardando para los Oscar, he preparado el primer vídeo, espero que os guste, os suscribáis y comentad cualquier duda o idea que tengáis.

Pastel de Crepes rellenos

Ingredientes:

Crepes

  • Harina: 125gr
  • Huevos: 2 unds
  • Leche: 1/4l
  • Mantequilla: 50 gr
  • Azúcar: 5gr
  • Sal: una pizca

Relleno

  • Champiñones: 200gr
  • Cebolla: 2 unds
  • Carne picada de pollo: 250gr
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Crema

  • Nata: 200ml
  • Huevos: 1 und
Elaboración:

En primer lugar hacemos los crepes. En un bol batimos los huevos, añadimos leche, mantequilla derretida, una pizca de sal, y azúcar, mezclamos todo bien. Después vamos añadiendo la harina (tamizándola un poco), una vez hecho esto removemos bien la mezcla. Si nos queda algún grumo, pasamos la masa en otro bol por un colador. Calentamos la sartén, untamos con un poco de mantequilla y vamos haciendo los crepes. Primer crepe lo desechamos ya que absorbe mucha grasa y ya vamos a quedarnos del segundo en adelante. Una vez que tenemos los crepes hechos los dejamos enfriar un poco.

Ahora prepararemos el relleno. Calentamos la sartén con un chorrito de aceite de oliva, y echamos dos cebollas cortadas en juliana a pochar, una vez que tenemos la cebolla medio pochada añadimos champiñones y a continuación carne picada, salpimentamos todo, dejamos que se prepare todo bien removiendo de vez en cuando.

Para la salsa echamos un huevo, lo batimos y añadimos nata y lo removemos todo bien.

En un molde alargado ponemos unos 4 crepes tapándolo bien para que sobresalgan y vamos haciendo rollitos de crepes rellenándolos con el relleno que hemos preparado previamente. Vamos colocando los rollitos a lo largo del molde, en mi caso hice dos rollitos de ancho y dos de alto. Entre fila y fila echamos la salsa, es decir, una pila de rollitos, salsa de nata, otra fila de rollitos, salsa de nada. A continuación tapamos los rollitos con los crepes que sobresalen del molde y dándole forma de molde al pastel. Si nos han sobrado los crepes, podemos utilizarlos para decorar nuestro pastel. Yo lo decoré recortando las tiras y colocandolas en vertical y horizontal. Una vez que tenemos el pastel decorado echamos por encima la salsa de nata que nos ha sobrado y lo metemos al horno a 180º durante unos 20 minutos aproximadamente.

Y ya esta, ya tenemos hecho nuestro pastel delicioso de crepes rellenos

¡Que aproveche!

Saliendo de apuros

Algunas veces cuando menos ganas tienes de hacer algo, un día de estos que estás descansando después de una semana dura de trabajo o de resaca después de una fiesta de anoche que terminó hace unas horas y estás relajado en el sofá, viendo la televisión, de repente llaman al timbre y como no, es uno de nuestros amigos que estaba aburrido en su casa y decidió echarnos una visita inesperada.

Al oír el timbre, lo primero que te pasa por la cabeza “será algún repartidor de publicidad, mala suerte, no me voy a levantar”, vuelve a sonar el timbre y dices “ufff, será que es para mi”, te levantas con una pereza como si acabases de terminar un turno de 20 horas, descuelgas interfono y allí está, ese/a amigo/a gracioso/a que esta por reventar a contarnos algo tan importante que tenía que ser hoy, sólo hoy y no podía esperar. Se abre la puerta y allí está todo/a lleno/a de energía con ganas de achucharte y tu que ni te mantienes de pie, con un dolor de cabeza tremendo pronuncias con tooodo el cariño del mundo ¡Ohhh, pero qué sorpresa! Y mientras tanto piensas “¿tardará mucho tiempo en irse?” 🙂

Aunque estas reventada, hay mucho de qué hablar, se olvida el cansancio y el dolor de cabeza, pasan las horas y el hambre llega sin llamar…  y claro, no tienes ningunas ganas de cocinar, pero no tienes el estómago para comida rapida, hay que preparar algo. Para estas ocasiones tenemos una receta, muy fácil y rápida. Allí va “Lomo de cerdo a la francesa” para sorprender a vuestros invitados y salir de paso en los momentos cuando tenemos una cena o comida y no hay mucho tiempo de preparar algo. Es un plato perfecto para estas ocasiones.

Un amigo es el que acude cuando

lo llamas en tiempo de prosperidad

y sin llamarle en tiempo de adversidad.

Friends & friends

Lomo de cerdo a la francesa

20150115_141506

Ingredientes: (4 personas)20150115_133151
  • Lomo de cerdo: 800 g.
  • Cebolla: 1 unidad.
  • Champiñones cortados en láminas: 200 g.
  • Mayonesa: 6 cucharadas.
  • Queso rallado: 150 g.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta: una pizca.
  • Hierbas provenzales: una pizca.
Elaboración:
En una bandeja de horno echamos un chorrito de aceite y ponemos cebolla cortada en juliana, salamos un poco, después añadimos champiñones cortados en láminas (se puede comprar ya una bandeja de champiñones cortados o comprarlos enteros y cortarlos nosotros).
20150115_13335920150115_133456
Salpimentamos un poco. Por encima de champiñones vamos colocando las cintas de lomo de cerdo (puede ser tanto lomo de cerdo normal como adobado, como más os guste). El lomo pintamos un poco con mayonesa ( es importante echarle un poco de mayonesa para que el lomo no se quede seco, mayonesa le da un poco de sabor y jugosidad), salpimentamos un poco (cuidado con echar mucha sal, ya que la mayonesa de por sí ya tiene sal). Finalmente echamos el queso rallado (yo suelo echar la mezcla de 4 quesos, pero podéis utilizar cualquier queso que os guste).
20150115_13372220150115_133857
Espolvoreamos un poco de hierbas provenzales encima del queso y metemos la bandeja en el horno a 200ºC durante unos 20 minutos aproximadamente, en cuanto el queso se gratine entonces lo podemos sacar del horno.

20150115_141609

Como podéis ver es una receta muy sencilla, rápida y nos puede sacar de cualquier apuro y visitas inesperadas.

¡Que aproveche!

Menú de cumpleaños

Como ya comenté por las redes sociales, se acerca un cumple. ¡Los 31 añazos! este miércoles 14 de Enero los cumple un buen amigo nuestro. ¡Cómo pasa el tiempo! más de tres décadas ya. ¡La de grandes momentos y acontecimientos que hemos podido compartir! Este año he decidido hacer un regalo especial, en forma de experiencia gastronómica ¿A que es una buena idea?

Así que he pensado hacer una propuesta de menú para poder compartirlo con toda la gente que le quiere y  que le van acompañar en ese día tan especial para él. Propongo un plato muy sabroso y delicioso.

Hace algún tiempo, en una barbacoa que hicimos con unos amigos, preparé este plato y la verdad es que gustó mucho y a alguno le encanto, yo creo que no tiene nada de especial, pero lo importante es que os guste a vosotros, y si disfrutáis con él mejor aún, ese es el espíritu de este Blog. Como me han pedido reiteradas veces esta receta para prepararla en casa, pues aquí va.

La receta de la cual hablaré la verdad es que es muy fácil de preparar, lo único que necesita un poco de tiempo y en este caso también comentaros que la he complementado un poco. Una cosa importante, este plato para que tenga bastante salsa sólo tenéis que añadir mas mayonesa, yo en este caso no puse tanto, porque quería que pollo este mas crujiente.

Muslos de pollo asados

20150111_142216

Ingredientes: 2 personas
  • Muslos de pollo: 2
  • Cebolla: 1
  • Mayonesa: 5 cucharadas soperas
  • Sal: 1 cucharada
  • Pimienta: media cucharada
  • Pimentón: 1 cucharada
  • Ajo: 3 dientes
  • Hierbas provenzales: 1 cucharada
  • Romero: 1 cucharada
  • Ajo en polvo: 1 cucharada
  • Patatas: 4 patatas
Elaboración:

Lo primero que hay que hacer es la marinada para los muslos, pero esta hay que hacerla un día antes y dejar que los muslos se impregnen bien el sabor de la marinada. (Si no tenéis tiempo de prepararla la noche anterior, también se puede hacer en el momento, el truco de hacerlo con antelación es para que el pollo absorbe mas sabor de especies.

En un bol echamos mayonesa, dientes de ajo (pero sin pelar, solo les damos un golpe con la hoja del cuchillo), pimienta, sal, pimentón, laurel romero, ajo en polvo, hierbas provenzales y cebolla cortada en juliana. Lo removemos todo muy bien y añadimos en el bol los muslos de pollo y lo mezclamos todo muy bien, tapamos con papel film y dejamos en el frigorífico el día anterior para que pase toda la noche reposando.

20150111_12565520150111_125803

20150111_130044

Al día siguiente, cuando vayamos a preparar la comida, sacamos el bol del frigorífico y le añadimos unas patatas cortadas en rodajas pero no muy finas, volvemos a mezclar muy bien todo.

20150111_13074020150111_130854

20150111_131037

Precalentamos el horno a 200ºC durante 10 minutos y mientras tanto, en una bandeja para horno vamos colocando todo el contenido del bol. Una vez precalentado el horno introducimos la bandeja y dejamos para que se cocine durante 1 hora, a veces es  menos tiempo y otras es un poquito más, depende de cada horno, del tamaño de los muslos, etc… Así que vamos a ir echando un vistazo de vez en cuando y en el momento en el que veamos que el pollo y patatas están hechas sacamos la bandeja.

Como podéis ver esta receta es muy fácil de preparar y rápida, a pesar de requerir un día en el frigo.  Es un buen plato para celebrar un gran acontecimiento, como lo es el cumpleaños de un buen amigo 😉

Espero que os guste ¡Que aproveche!

ACTUALIZACIONES

Aquí os dejo la foto de muslos asados realizada por Inma Bernal Sanz siguiendo esta receta. Me ha comentado de que le ha gustado mucho y que vuelve a repetir. ¿Se anima alguno mas?

10532456_10205711227636843_1981296217522967791_n

Sabores de la infancia…

Para algunos que no lo sabéis, llevo en España ya unos 13 años y vengo de Ucrania. Sí efectivamente esa Ucrania, la que último año vive bajo unas circunstancias un poco desagradables, pero bueno ¡que os voy a contar! ya lo sabéis. No hablemos de cosas tristes, un poco alegría a la vida, que eso nunca está de más 🙂

Como mismo título del artículo lo dice, hoy hablaremos de ese sabor que tenemos en nuestros recuerdos, sabor que traemos de nuestra infancia, sabores inolvidables, sabores únicos.

A mi personalmente el sabor que más recuerdos me trae es sabor a “Kotleta” (filete ruso), aunque llevo ya 13 años en España, hasta hoy sigo sin entender el sentido de la traducción del nombre, ya que no tiene nada que ver con un filete, es como una especie de hamburguesa, pero elaborada de forma bastante diferente y aunque para los españoles son filetes rusos para mi siguen siendo “Kotletas”.

Desde luego el sabor es único, ese olor, inolvidable e irrepetible.

Como ahora recuerdo esos fragmentos de mi infancia, empezaba por la mañana ese olor a carne picada al pasar por la puerta de la cocina, salía a jugar y luego mi madre me llamaba para comer, mientras correteaba por la calles con los amigos, entraba en casa, pillaba una “Kotleta” y volvía a salir para no perder ni un minuto, son momentos únicos…

Contando una pequeña historia de mi vida, os animo de compartir vuestros sabores de infancia y así intentaré hacer las recetas y publicar en mi blog.

“Kotleta” (Filetes rusos)

20150110_201251

Ingredientes
  • Carne picada: medio kilo (mitad cerdo, mitad ternera)
  • Cebolla: 1 unidad.
  • Huevo: 1 unidad.
  • Pan: cuarta parte de una baguette.
  • Agua: medio vaso.
  • Sal: media cucharada.
  • Pimienta: una pizca.
  • Aceite de oliva: para freír.
  • Harina: 1 vaso (para empanar).
Elaboración:

En un bol colocamos las migas del pan, le añadimos medio vaso de agua y lo dejamos reposar unos 10-15 minutos.

20150110_194226

A continuación limpiamos la cebolla y la cortamos en trozos pequeños o la rallamos con un rallados. En otro bol ponemos la carne picada, la cebolla, el huevo y salpimentamos, removemos todo un poco. Al pan que hemos preparado con anterioridad, le quitamos todo el agua y lo añadimos a la mezcla de carne y volvemos a remover todo, mezclando muy bien hasta que se quede homogéneo.

20150110_19372920150110_194353

20150110_194514

Calentamos la sartén con aceite de modo que cubra toda la superficie (un dedo más o menos), nos humedecemos las manos y vamos formando unas bolas con carne y los aplastamos un poco y los rebozamos en la harina o pan rallado. Cuando el aceite esté bien caliente ponemos los filetes en la sartén a fuego medio y los freímos durante 5 minutos por cada lado.

20150110_19544320150110_200655

Los filetes rusos se suelen servir acompañados con patatas fritas o en puré.

20150110_202256

Aquí os dejo un ejemplo de un plato completo. Espero que os guste y que aproveche!

Cómo perder 3 kilos en 3 días

¿Os ha llamado atención el título de este artículo? pensaréis que hoy toca una dieta milagro, esas que sufres unos días y luego con el efecto rebote vuelves a recuperar los kilitos perdidos y alguno más que se apunta. A mi me gusta llamarlas dietas tirachinas, ya que primero el peso retrocede un poquito y luego sale disparado.

Resulta que hace tiempo me he comprado unos vaqueros, me quedaban bien, estaba a gusto y lo importante de todo que no me apretaban por ningún lado, que ya es difícil :). Pues iba pasando tiempo y se acercaba una comida con unos amigos a los que llevaba tiempo sin ver, decidí estrenar ese día mi vaquero nuevo y aquí es donde viene la sorpresa, cuando me los probé, ¡no podía cerrarlos! después de luchar con insistencia y empleando la imparable estrategia de los saltitos, sí, conseguí cerrarlos, pero en cuanto me pude poner recta, los pantalones cobraron su venganza, convirtiendo esa pírrica victoria en un infierno, no podía respirar y estaba con la cara roja como un tomate, ya podéis imaginar el panorama… Madre mía pensé yo ¿y que hago ahora? ¡Con la ilusión que me hacía estrenarlos! Pero bueno, así es la vida que con los años en vez de crecer en altura crecemos en anchura.

Se iba acercando el día, y dije a mi misma “NO”, como sea pero me los pongo, cueste lo que cueste, pero claro ¿de qué manera?. El truco esta vez no iba a ser otra dieta milagro, iba a comer bien y a intentar perder esos michelines o al menos ponerlos en su sitio. Pensé un poco, miré lo que tenía en el frigorífico y tomé una decisión. Tres días a dieta estricta pero sin locuras, decidí hacer una ensalada de remolacha que además de rica contiene muchas vitaminas. Que desde luego hay que ver, en otros tiempos las mujeres utilizaban remolacha para ponerse bellas y pintar un poco los mofletes y los labios para parecer más guapas aún y ahora también las vamos a utilizar para ponernos bellos pero para mantenerse en forma.

Así decidí subir una receta muy rica en vitaminas y nutrientes, así que aprovecharla y en tres días con un poco de ejercicio estaréis como antes de las fiestas y sin sacrificar la salud.

Ensalada con remolacha fácil y muy sana

Ingredientes:
  • Patata: 3-4 de tamaño mediano.
  • Zanahoria: 2 medianas o 1 grande.
  • Remolacha: 1 mediana.
  • Pepinillos: 200 g.
  • Cebolleta: 1.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta.

 

Elaboración:

En primer lugar lavamos bien patatas, zanahoria, remolacha y metemos en un cazo, cubrimos de agua y lo ponemos a cocer hasta que esté hecha toda la verdura. Remolacha por ejemplo se puede comprar ya cocida, en muchos supermercados la venden ya preparada. En cuanto la verdura esté hecha la sacamos y dejamos enfriar. Una vez enfriada la verdura la pelamos y la cortamos en dados pequeños, colocando cada verdura en un platito separado, lo mismo hacemos con pepinillos y cebolleta. Antes he comentado que de momento no mezclamos la verdura, os digo porque, la remolacha pinta mucho con lo cual para que no suelte tanto colorante y no pinte tanto al resto de las hortalizas y verduras lo que haremos es la echamos primera en el bol donde prepararemos la ensalada y le echamos un poquito de aceite y la removemos bien, de ese modo conseguimos que la remolacha no pinte o por lo menos no pinte tanto el resto de los ingredientes.

A continuación añadimos el resto de las verduras que tenemos ya preparadas con anterioridad pero lo haremos de uno en uno y después de cada uno iremos removiendo todos muy bien con cuidado. Al final echamos un chorrito de aceite de oliva, salpimentamos y tenemos la ensalada lista para comer.  Emplatar en un plato con un molde pequeño de cilindro para que se quede bien montadito o en un bol pequeño y lo decoramos con unas hojas de perejil o eneldo.

Antes de servir lo dejamos un tiempo en el frigorífico. La podemos servir como un entrante o de guarnición de alguna carne o simplemente comerla sin nada ya que es un plato muy completo, contiene muchas vitaminas y todas necesarias para nuestro organismo. ¡Que aproveche!

Sugerencia: a esta ensalada también se puede añadir: guisantes, judías blancas cocidas o setas en conserva.

Viaje a Francia

¿A quién no le gusta viajar? A todos nos gusta ¿verdad? Y a mi especialmente, descubrir lugares nuevos, aprender curiosidades de otras culturas… Cada país tienes cosas bonitas, historias emocionantes y por supuesto una gastronomía. Aunque a veces no nos podamos permitir un viaje a países lejanos sí que podemos organizar un pequeño viajecito gastronómico. Sííí, ya lo sé, no es lo mismo, pero es muy divertido y creo que va a ser interesante porque de ese modo podemos aprender algo de cultura de ese país que nos guste tanto y probar alguna receta de los suculentos tesoros gastronómicos que tiene.

A mí por ejemplo me encanta París, no he estado nunca, pero Francia me atrae tanto que no puedo resistirme, leer sobre su historia, cultura y claro también está la gastronomía, que junto a la española es de las mejores del mundo. Con sus grandes tesoros, ese olor a Croissant recién hecho con un café calentito, los Crépes con un sirope de chocolate o un Quiché. ¡¡A ver si para los reyes del año que viene me regalan ese viajecito a París!! Ayy que bonito es soñar ¿no? al menos no cuesta un duro 😉

Vamos a empezar un tour gastronómico por el mundo y vamos a empezar con Francia. Hoy hablemos del Quiché, un plato típico francés, que proviene del norte de Francia, exactamente de región de Lorena. Es un plato jugoso y muy delicioso. Una especie de tarta salada abierta hecha con masa brisa (masa quebrada) y rellena de una crema batida de lácteos y huevo. Al principio del todo se hacía de este modo, pero con el tiempo han empezado a añadir bacón, queso, morcilla, manzana, espinaca, etc… Como podéis ver el Quiché está lleno de posibilidades, pero hoy vamos a hacer la que es de jamón york.

Quiché de Jamón York

20150107_210907DIngredientes:
  • Nata: 200 ml.
  • Leche: 100 ml.
  • Huevos: 4.
  • Jamón York: 200 g.
  • Queso rallado: 200 g.
  • Masa brisa (quebrada): un paquete. yo la suelo comprar ya hecha así ahorramos tiempo y trabajo 🙂
  • Sal y pimienta.
Elaboración:

En primer lugar abrimos el paquete de masa brisa y la colocamos en un molde redondo, de forma abierta como una flor (puede ser un molde como el de la foto o también un poco más hondo). Batimos un huevo y “pintamos” la masa, después agujereamos con un tenedor para que no suba y metemos el molde al horno anteriormente precalentado 10 minutos a 180ºC, solo para secar un poco la masa, no más.

  20150107_202753A20150107_202746C20150107_202951B20150107_210933

Mientras tanto en una sartén salteamos un poco el jamón york unos minutos y lo retiramos de fuego para que se enfríe un poco. A continuación en un bol batimos 3 huevos y los mezclamos con nata y leche y salpimentamos un poco, según el gusto de cada uno, pero tenemos que tener en cuenta que jamón york ya de por sí  un poco salado y va a dar bastante sabor.

20150107_20245220150107_211452S

Una vez todo preparado, vertemos el jamón york salteado previamente en el molde de la masa y dejamos un poco para poder decorar, seguidamente añadimos queso rallado y finalmente agregamos mezcla láctea con huevos, por encima echamos un poco de jamón york para decorar y lo metemos al horno a 180ºC unos 15 minutos, pero vamos echando un vistazo de vez en cuando ya que se hace muy rápido y se puede quemar, cuando vemos que esta ya un poco tostado lo sacamos un momento y hacemos la prueba de clavar el palillo, si sale seco eso es que ya está hecho.

20150107_21102620150107_21122020150107_211657quiche

Una vez hecho el Quiché, lo dejamos enfriar un poco y lo sacamos del molde o si no, lo podemos dejar dentro también, que en los moldes de cristal también queda bonito.

Ya tenéis una cena perfecta, la podéis acompañar con una copa de un buen vino y como no, una película francesa, por ejemplo: “Paris, je t’aime” o “Midnight en Paris” si sois de los que os gusta Woody Allen.

Una noche perfecta, cena perfecta ¡Bon appetit!

Marketing, anuncios y propuestas sencillas

Cada época del año tiene una temática en la TV y eso se ve también en los anuncios y es sobre estos de lo que quiero hablar, en concreto de un tipo de anuncio que sale todo el año y me hace mucha gracia: los que ayudan a adelgazar. Porque mientras te dicen lo maravilloso que es su producto y los estudios que demuestran su gran efectividad, en el propio anuncio, en letra pequeña, también te dicen que funciona ¡con una dieta equilibrada y haciendo ejercicio regularmente! Menos mal que alguien más lo dice, ¡ya pensaba que lo de la comida equilibrada y el ejercicio era un invento de los nutricionistas y de los dueños de los gimnasios para hacer negocio!

Al menos estos anuncios tratan de ser  realistas y no te venden que sólo con su producto se adelgaza al más puro estilo de la dieta que hace la madre en la película “Requiem por un Sueño”.

Y digo yo, ¿no es más fácil hacer algo rico y sano para comer? Pues hoy os ofrezco un plato sano,  ligero, rápido, rico y que se puede acompañar con cualquier cosa y se puede hacer en cualquier momento mientras estamos haciendo cualquier otra cosa ¿qué os parece? ¿os animáis?

Verdura Asada

Ingredientes:
  • Berenjena: 2 medianas.
  • Calabacín: 2 medianos.
  • Pimiento verde: 1.
  • Ajo: 2 dientes.
  • Tomates: 2.
  • Aceite de oliva: 50 g.
  • Sal y pimienta: una pizca.
  • Orégano: una cucharadita.
  • Albahaca: una cucharadita.
  • Un poquito de azafrán.
Elaboración:

Lavamos, pelamos y cortamos las verduras en dados: berenjena, calabacín, pimiento verde, tomates (pueden ser tomates cherry, pero en este caso serían unos 200g y partidos por la mitad). Ponemos el horno a precalentar 10 minutos a 200ºC.

Picamos el ajo y colocamos en una bandeja de horno todas las verduras, echamos el ajo picado sobre la verdura, añadimos orégano, albahaca y azafrán y el chorro de aceite de oliva. Metemos la bandeja en el horno y dejamos hornear la verdura durante unos 20 minutos. Después sacamos, removemos bien añadimos sal, pimienta y volvemos a meter en el horno durante 30 minutos.

Una vez hecho sacamos, emplatámos y listo para comer. Para esta verdura el acompañamiento perfecto sería un arroz blanco, un puré de patatas o una pechuga de pollo a la plancha o si es para cena: solo que también está muy rico.

Os animo que probéis esta receta que os va a gustar mucho, y os va a sorprender lo rápido que se prepara.

¡Bon appetit!

Propósitos de año nuevo

Hola, ya estamos aquí de nuevo. Como ya podéis imaginar según el título de qué va a tratarse este artículo ¿no? Efectivamente, se va tratar de un propósito de año nuevo, como dejar de fumar, apuntarse al gimnasio o cualquier nuevo reto, aunque el nombre más adecuado sería “propósitos de Enero”, porque rara vez llegan a Febrero… ya sabéis de qué hablo.

Pero este es un Blog para cocinar, así que lo primero es empezar por sacar los kilitos simpáticos que se han colado en casa, son muy bromistas: se esconden en nuestros armarios y se pasan las noches metiendo la ropa en agua caliente para que encoja y por la mañana, cuando te subes a la báscula ¡ellos también lo hacen! Cómo el 28 de diciembre ya pasó, hay que echarlos de casa, sé que es muy difícil pero entre todos lo vamos a conseguir. Algunas veces decimos ¡mañana empiezo! O ¡empiezo el lunes! Pero ¿qué lunes?, el de la semana que viene, el de la siguiente, el del mes de abril o del año 2016, seguro que a más de una/o le ha pasado ¿verdad?, lo reconozco a mí también, soy una gran experta en el tema…

Después de llevar una semana a una dieta estricta y de repente tenemos un cumpleaños, ¿cómo que no vamos a comer con nuestros amigos ese chuletón tan rico? acompañándolo con una copita de un buen vino y un trocito de queso manchego, sería un pecado no hacerlo… y para terminar un trozo de tarta que nada más verla nos dice: ¡¡¡cómeme, cómeme!!!! Y ¿cómo nos vamos a negar?  Comemos y como la fechoría ya está hecha, repetimos el postre… y luego llega el café con sacarina.

Y como siempre, otra vez me estoy desviando del tema, a lo que iba…

Hoy os quiero presentar una receta de preparar pescado de una forma diferente y hablo precisamente de merluza, el pescado de las tres B: blanco, bueno y barato. Tiene recetas conocidísimas como merluza a la marinera, merluza al pil pil, merluza rebozada, etc… Pero hoy vamos a ver la “merluza en tomate”, es una receta muy fácil que la puede hacer cualquiera, ideal para cenas y resulta un plato rico, ligero y suave, perfecto para empezar a echar de casa esos kilos, que ya se han vuelto pesados…

Así que vamos con la receta, las cantidades que muestro son para unas 4 personas aproximadamente.

Merluza en tomate

20150109_122010

Ingredientes:20150109_113546
  • Merluza: 1 merluza sin cabeza ni cola, en rodajas.
  • Zanahoria: 2 unidades.
  • Cebolla: 2 unidades.
  • Tomate frito: 1 bote (mi preferido: tomate Hida).
  • Harina: 1 vaso.
  • Aceite de oliva.
  • Sal, pimienta.
  • Azúcar: una pizca.
Elaboración:

En primer lugar pelamos la zanahoria y la rallamos  en un rallador, que sea en forma alargada. Pelamos la cebolla y la cortamos en juliana. En una sartén calentamos un chorro de aceite y echamos allí zanahoria y cebolla y la vamos pochando, añadimos sal y pimienta una pizca, según los gustos. Cuando esté pochado todo, añadimos tomate frito y lo seguimos cocinando unos minutos más con un chorrito de agua para que no esté tan espeso y una pizca de azúcar, cuando esté preparado todo lo apartamos del fuego y lo dejamos reposar.

20150109_11375420150109_11484720150109_115012

En un plato con harina vamos rebozando la merluza (ojo: sólo merluza y harina, nada de huevo). En la sartén calentamos el aceite y vamos marcando la merluza a medio fuego hasta que esté casi hecha. Volvemos a la otra sartén donde hemos dejado reposando el sofrito, le vamos añadiendo la merluza y lo removemos todo con cuidado poniendo todo a fuego lento para que se termine de hacer.

20150109_11524020150109_11591620150109_120906

La merluza al tomate se puede servir acompañada con verdura a la plancha, ensalada, patatas fritas o puré de patatas.

Espero que os guste, no dudéis en preguntar, o participar proponiendo otras opciones en los comentarios.

Actualización

A continuación pueden ver la foto de “Merluza en tomate” que ha hecho Usue siguiendo ésta receta, por lo que se ve y lo que cuenta le ha salido deliciosa…

IMG-20150109-WA0014