Albóndigas con crema al estilo IKEA

Muchas de las veces después de hacer algunos recados hemos terminado en Ikea para comer, y como no, las famosas albóndigas suecas con esa salsita tan rica que tiene. También tienen un supermercado sueco pequeño donde las puedes encontrar para poder prapararlas en casa.

Entonces allí es cuando pensé yo que seguro habría alguna manera de prepararlas en casa.

Y la verdad es que han salido buenaísimas y creo que hasta más ricas aun 😉

Así delantales preparados que nos vamos a la cocina en 3, 2, 1…

Ingredientes para las albóndigas:

  • Carne picada: 1 kl
  • Mantequilla derretida: 2 cucharadas
  • Cebolla picada: 1 und
  • Pan rallado: 1/2 vaso
  • Huevos: 2 unds
  • Nuez mozcada; 1/4 cucharada
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva

Para la crema:

  • Mantequilla: 40g
  • Harina: 4 cucharadas
  • Caldo de carne: 3 vasos
  • Crema de leche: 1/2 vaso
  • Sal

Elaboración:

Para empezar preparamos todos los ingredientes: picamos la cebolla, derretimos la mantequilla. En un bol grande echamos carne picada, mantequilla previamente derretida, cebolla picada, huevos, nuez moscada, sal y pimienta y mezclamos todo bien hasta que se integren bien todos los ingredientes. Una vez hecho esto vamos preparando las pelotitas pequeñas. A continuación calentamos la sartén y marcamos bien las albóndigas las doramos y las dejamos casi echas. Retiramos y las dejamos reposar en un plato.

Ahora vamos a preparar la cremita. En la sartén ya caliente echamos mantequilla, una vez que esté derretida añadimos harina y la tostamos bien, pero sin quemarla, que si no, dará un sabor amargo a la salsa. Después vertemos tres vasos de caldo de carne, removemos bien con una varilla manual para que no haya ningún grumo, echamos crema de leche y sal. removemos todo bien y cocinamos la crema unos 5 minutos sin dejar de mover.  en cuanto vemos que se ha espesado un poco la crema, añadimos las albóndigas cubrimos todo con crema, removemos y las dejamos terminar de cocinar unos 10 minutos a fuego medio.

Y ya están listas la famosas albóndigas, las acompañé con un poco de quinoa, también podéis acompañarlas con puré de patatas o macarrones lo que mas os guste!

Espero que os haya gustado la receta y nos vemos en la siguente receta mis cocinillas!!!

Anuncios

Salchichas a la carveza

Como el tiempo sigue lluvioso, sigue apeteciendo algo calentito. Por eso hoy prepraremos unas ricas salchichas con la salsa a la cerveza que salen riquísimas..

Ingredientes:

Cebolla: 1 und
Zanahoria: 1 und
Salchichas: 1 paquete
Aceite de oliva
Sal y pimienta
Cerveza: 1 lata
Azúcar: una pizca
Harina: 3 cucharaditas

Elaboración:

En primer lugar marcamos en la sartén las salchichas por ambos lados y retiramos. Picamos la cebolla y cortamos en rodajas la zanahoria. Calentamos la sartén, añadimos un chorrito de aceite de oliva y vamos pochando la cebolla con la zanahoria, una vez que este todo bien pochadito añadimos la cerveza y lo dejamos todo a cocer unos 10 minutos a fuego lento para que se evapore la salsa. Una vez que se ha vaporizado la salsa añadimos harina, sal y pimienta, un poco de azúcar y un chorrito de agua, removemos todo bien, cocemos unos minutos, y la dejamos enfriar un poco. Trituramos la salsa para que se quede como un pure sueve.

Vertemos las salchicha a la sartén, echamos por encima la salsa y dejamos cocer unos 10 minutos a fuego lento para que se terminen de peparase las salchichas y que cogan el sabor de la salsa.

Una vez preparado todo, empletamos. Como acompañante esta vez he preparado un ragout de verduras, también puede ser un puré de patatas, lo que mas os guste.

Y ya esta listo nuestro plato, espero que os haya gustado la receta y os animo a probarla, seguro que os va a encantar…

 

Saludos

Albóndigas caseras en salsa

Este tipo de albóndigas siempre lo ha preparado mi madre, pero nunca me he atrevido de cocinarlas. Y ahora que se acerca el día de Madre, pues mas motivo aún para probar hacer la receta. Os animo a prepararlas, la combinación de carne picada con arroz, hace que las albóndigas salgan tiernas, y la mezcla de nata con tomate frito, una salsa deliciosa. En resumen, una explosión de sabores…

Ingredientes:

  • Tomate frito: 1 bote
  • Nata líquida: 120g
  • Carne picada: 250g
  • Cebolla: 1 und
  • Arroz cocido: 100g
  • Zanahoria: 1-2 unds
  • Pan rallado: 50g
  • Agua: medio vaso
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • Yema de 1 huevo

Elaboración:

En primer lugar preparamos todos los ingredientes: rallamos las zanahorias, picamos la cebolla y cocemos el arroz y lo dejamos enfriar.

Ponemos la olla a fuego a calentar, echamos un chorrito de aceite de oliva y pochamos la zanahoria, apartamos. En un bol grande añadimos carne picada, arroz cocido, cebolla, yema de un huevo, sal y pimienta a gusto de cada uno. Removemos todo bien. Añadimos pan rallado y volvemos a remover hasta que se integren bien todos los ingredientes y vamos haciendo una pelotas no muy grandes. Ponemos todas las pelotas en la olla y las marcamos de ambos lados. Después añadimos tomate frito, nata y un chorrito de agua, rectificamos el sabor con sal y pimienta y dejamos cocer unos 15-20 minutos a fuego lento. Y ya están listas las mejores albóndigas caseras, riquísimas y tiernísimas!!!!!

Espero que os gusten

Chao

Saliendo de apuros

Algunas veces cuando menos ganas tienes de hacer algo, un día de estos que estás descansando después de una semana dura de trabajo o de resaca después de una fiesta de anoche que terminó hace unas horas y estás relajado en el sofá, viendo la televisión, de repente llaman al timbre y como no, es uno de nuestros amigos que estaba aburrido en su casa y decidió echarnos una visita inesperada.

Al oír el timbre, lo primero que te pasa por la cabeza “será algún repartidor de publicidad, mala suerte, no me voy a levantar”, vuelve a sonar el timbre y dices “ufff, será que es para mi”, te levantas con una pereza como si acabases de terminar un turno de 20 horas, descuelgas interfono y allí está, ese/a amigo/a gracioso/a que esta por reventar a contarnos algo tan importante que tenía que ser hoy, sólo hoy y no podía esperar. Se abre la puerta y allí está todo/a lleno/a de energía con ganas de achucharte y tu que ni te mantienes de pie, con un dolor de cabeza tremendo pronuncias con tooodo el cariño del mundo ¡Ohhh, pero qué sorpresa! Y mientras tanto piensas “¿tardará mucho tiempo en irse?” 🙂

Aunque estas reventada, hay mucho de qué hablar, se olvida el cansancio y el dolor de cabeza, pasan las horas y el hambre llega sin llamar…  y claro, no tienes ningunas ganas de cocinar, pero no tienes el estómago para comida rapida, hay que preparar algo. Para estas ocasiones tenemos una receta, muy fácil y rápida. Allí va “Lomo de cerdo a la francesa” para sorprender a vuestros invitados y salir de paso en los momentos cuando tenemos una cena o comida y no hay mucho tiempo de preparar algo. Es un plato perfecto para estas ocasiones.

Un amigo es el que acude cuando

lo llamas en tiempo de prosperidad

y sin llamarle en tiempo de adversidad.

Friends & friends

Lomo de cerdo a la francesa

20150115_141506

Ingredientes: (4 personas)20150115_133151
  • Lomo de cerdo: 800 g.
  • Cebolla: 1 unidad.
  • Champiñones cortados en láminas: 200 g.
  • Mayonesa: 6 cucharadas.
  • Queso rallado: 150 g.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta: una pizca.
  • Hierbas provenzales: una pizca.
Elaboración:
En una bandeja de horno echamos un chorrito de aceite y ponemos cebolla cortada en juliana, salamos un poco, después añadimos champiñones cortados en láminas (se puede comprar ya una bandeja de champiñones cortados o comprarlos enteros y cortarlos nosotros).
20150115_13335920150115_133456
Salpimentamos un poco. Por encima de champiñones vamos colocando las cintas de lomo de cerdo (puede ser tanto lomo de cerdo normal como adobado, como más os guste). El lomo pintamos un poco con mayonesa ( es importante echarle un poco de mayonesa para que el lomo no se quede seco, mayonesa le da un poco de sabor y jugosidad), salpimentamos un poco (cuidado con echar mucha sal, ya que la mayonesa de por sí ya tiene sal). Finalmente echamos el queso rallado (yo suelo echar la mezcla de 4 quesos, pero podéis utilizar cualquier queso que os guste).
20150115_13372220150115_133857
Espolvoreamos un poco de hierbas provenzales encima del queso y metemos la bandeja en el horno a 200ºC durante unos 20 minutos aproximadamente, en cuanto el queso se gratine entonces lo podemos sacar del horno.

20150115_141609

Como podéis ver es una receta muy sencilla, rápida y nos puede sacar de cualquier apuro y visitas inesperadas.

¡Que aproveche!

Sabores de la infancia…

Para algunos que no lo sabéis, llevo en España ya unos 13 años y vengo de Ucrania. Sí efectivamente esa Ucrania, la que último año vive bajo unas circunstancias un poco desagradables, pero bueno ¡que os voy a contar! ya lo sabéis. No hablemos de cosas tristes, un poco alegría a la vida, que eso nunca está de más 🙂

Como mismo título del artículo lo dice, hoy hablaremos de ese sabor que tenemos en nuestros recuerdos, sabor que traemos de nuestra infancia, sabores inolvidables, sabores únicos.

A mi personalmente el sabor que más recuerdos me trae es sabor a “Kotleta” (filete ruso), aunque llevo ya 13 años en España, hasta hoy sigo sin entender el sentido de la traducción del nombre, ya que no tiene nada que ver con un filete, es como una especie de hamburguesa, pero elaborada de forma bastante diferente y aunque para los españoles son filetes rusos para mi siguen siendo “Kotletas”.

Desde luego el sabor es único, ese olor, inolvidable e irrepetible.

Como ahora recuerdo esos fragmentos de mi infancia, empezaba por la mañana ese olor a carne picada al pasar por la puerta de la cocina, salía a jugar y luego mi madre me llamaba para comer, mientras correteaba por la calles con los amigos, entraba en casa, pillaba una “Kotleta” y volvía a salir para no perder ni un minuto, son momentos únicos…

Contando una pequeña historia de mi vida, os animo de compartir vuestros sabores de infancia y así intentaré hacer las recetas y publicar en mi blog.

“Kotleta” (Filetes rusos)

20150110_201251

Ingredientes
  • Carne picada: medio kilo (mitad cerdo, mitad ternera)
  • Cebolla: 1 unidad.
  • Huevo: 1 unidad.
  • Pan: cuarta parte de una baguette.
  • Agua: medio vaso.
  • Sal: media cucharada.
  • Pimienta: una pizca.
  • Aceite de oliva: para freír.
  • Harina: 1 vaso (para empanar).
Elaboración:

En un bol colocamos las migas del pan, le añadimos medio vaso de agua y lo dejamos reposar unos 10-15 minutos.

20150110_194226

A continuación limpiamos la cebolla y la cortamos en trozos pequeños o la rallamos con un rallados. En otro bol ponemos la carne picada, la cebolla, el huevo y salpimentamos, removemos todo un poco. Al pan que hemos preparado con anterioridad, le quitamos todo el agua y lo añadimos a la mezcla de carne y volvemos a remover todo, mezclando muy bien hasta que se quede homogéneo.

20150110_19372920150110_194353

20150110_194514

Calentamos la sartén con aceite de modo que cubra toda la superficie (un dedo más o menos), nos humedecemos las manos y vamos formando unas bolas con carne y los aplastamos un poco y los rebozamos en la harina o pan rallado. Cuando el aceite esté bien caliente ponemos los filetes en la sartén a fuego medio y los freímos durante 5 minutos por cada lado.

20150110_19544320150110_200655

Los filetes rusos se suelen servir acompañados con patatas fritas o en puré.

20150110_202256

Aquí os dejo un ejemplo de un plato completo. Espero que os guste y que aproveche!